CASO 2

 

Ana es una estudiante en prácticas y tiene que asistir a una reunión sobre la planificación de la enseñanza de los profesores del centro. Esta vez se siente bastante segura. Ha prestado una especial atención a las  orientaciones curriculares oficiales,  en particular los documentos ejemplificadores de Área de Matemáticas y el ejemplo de unidad didáctica de matemáticas que en ellos se plantea. Conoce la secuenciación y organización de los conocimientos de Matemáticas que los documentos  sugieren, y tiene una dirección en Internet en la que puede encontrar actividades que le permitan sugerir alternativas a las planteadas.

 

Nada más llegar a la reunión, uno de los profesores de Matemáticas reparte una Unidad Didáctica, elaborada por profesores de Matemáticas con gran experiencia, y plantea que puede ser una buena idea seguirla. Ana se siente cómoda, porque a ella le han incluido en el reparto y le han dado una. Los profesores comienzan a debatir sobre la adecuación o no de los contenidos presentados en esa Unidad a los alumnos del Centro. Ana, que sabe que no tiene la formación necesaria para intervenir en ese debate, comienza de reojo a leer la Unidad Didáctica repartida. Según va avanzando en la lectura, empiezan a surgirle algunas preguntas:

 

1.   ¿Qué podría aportar ella, a la Unidad Didáctica presentada por los profesores?

2.   ¿Es posible pensar en otros aspectos, distintos de los contenidos, en la elaboración de Unidades Didácticas de Matemáticas?

3.   ¿Qué podría decir de los procesos y contenidos involucrados en las actividades/tareas planteadas en la Unidad?

4.   Ana comenzó a anotar algunas posibles soluciones. La reunión terminó. Pensó con alivio que iba a tener unos días antes de la siguiente. Eso le permitía actuar en su forma habitual: discutirlo con sus compañeros de siempre,

5.   buscar información y aportar sus ideas y sugerencias al grupo de profesores del que ahora formaba parte