FIGURA: Modelo de resolución de problemas y entrenamiento en autoinstrucciones

(Guerrero y otros, 2001).

1. Analizar y comprender el problema

¿Qué es lo que desconoces?,

¿Cuáles son los datos? ¿Cuáles son las

condiciones?,

¿Es posible cumplir las condiciones del problema?, ¿Son suficientes, insuficientes, contradictorios para cumplir los objetivos el problema?, ¿Qué conceptos y procesos matemáticos están implicados en el problema?, ¿Los dominas?

 

2. Buscar una estrategia e solución

¿Has visto este problema anteriormente, otro igual o parecido?, ¿Conoces alguno relacionado, algún teorema que pueda ser útil?. Observando el planteamiento del problema, intenta pensar sobre problemas que tengan la misma o similar incógnita. En estas condiciones, ¿hay algún problema que has resuelto?, ¿Podrías usarlo?, ¿Podrías usar su resultado o su método?

3. Llevar a cabo el plan y examen

Comprobar que los pasos son correctos.

Registrar todos los cálculos, resaltar los logros intermedios, actuar con orden, con precisión y explicar el estado de la ejecución.

4. Revisión de la solución y del proceso

Haremos al alumno las siguientes preguntas:

¿Sabes analizar el resultado, examinar los argumentos?, ¿Sabes obtener estos resultados de diferente modo?, ¿Podría resolverlo de un vistazo?, ¿puede usar el resultado para otro problema?

1. Antes del suceso. Preparación

Preocuparse no cambia el problema

Piensa qué has de hacer exactamente

Tú puedes conseguirlo.

Es más fácil una vez que se ha empezado.

Estarás bien

No te dejes llevar por pensamientos negativos. Respira y relájate

2. Al comienzo del suceso: Confrontación

Cálmate, puede controlarlo

Piensa qué has hecho en otras ocasiones.

Sólo tienes que dar un paso cada vez.

Si no piensas en el miedo no lo sentiré

Concéntrate en lo que tienes que hacer, no en el miedo.

Esto sólo es una señal para relajarse.

3. Durante la tarea: Afromntamiento

Respira profundamente, haz una pausa y relájate. ¿Cuál es el paso siguiente?.

Concéntrate en él.

El miedo es natural, surge, persiste pero no es peligroso

Esto terminará enseguida, no puede durar siempre, cosas peores podrían pasar. He sobrevivido otras veces y a cosas peores

Concéntrate en lo que estás haciendo

4. Reforzamiento del exito

Lo hiciste!!. Conseguiste el objetivo.

No fue tan malo. Lo hice bien.

Tus pensamientos eran peores que la realidad. La próxima vez será más fácil.

Poco a poco lo conseguirás

Practicar con más problemas